Reunión Aeroclub Caracas


1969- Oscar Benedetti y Martín Tovar Zuloaga, comienzan a evaluar diferentes lugares con posibilidades para desarrollar un aeropuerto. Con la participación del recordado "Kike" Römer, se sobrevolaron todas las zonas probables, especialmente una fila de montañas situada en las estribaciones sur del valle de Caracas, Altos de Curuma, observada por Martín Tovar Z. en un vuelo de regreso desde el sur del país.

1972-El 22 de marzo se reunen en la residencia de Martín Tovar Z. los señores: Oscar Benedetti Pietri, Octavio Boccalandro, Oscar Machado Zuloaga, Tomás Sanabria Escobar, Luis Guillermo Villegas B. y Nicomedes Zuloaga, para considerar las alternativas para la construcción del aeropuerto. Se contrata al Ing. Fernando Navarro Crespo quién en Junio 1972 presenta el "Estudio Preliminar sobre la Necesidad de un Aeropuerto Adicional para Caracas", trabajo realizado en coordinación con la Oficina de Planeamiento del Ministerio de Obras Públicas y la Secretaria Ejecutiva del Concejo Nacional de Vialidad, con el patrocinio del Aeroclub Caracas y la Fundación VIASA. Este informe fue luego publicado en el Boletin No.23 de la Sociedad Venezolana de Ingenieria de Vialidad (Julio-Sept. 1972). Las localidades consideradas fueron: Loma Larga en la Fila de Mariches; Altos de Curuma al Norte de Charallave; valle cercano al río Suapire cerca de Santa Lucía; terrenos en Ocumare del Tuy, y terrenos en Guarenas y Maiquetía. De las alternativas en estudio se consideraron los factores de: orientación de la pista; áreas disponibles para construcciones relacionadas con las operaciones; volumen de tierra a movilizar; conos de aproximación; áreas vecinas; condiciones meteorológicas predominantes; distancia a Caracas; y vías de acceso. A raiz del informe presentado por el Ing. Navarro El grupo decidió sobre el sitio Altos de Curuma, localidad que se presentaba como la más ventajosa desde todo punto de vista. En está reunión se acordó comenzar con los estudios de factibilidad y designar un grupo de trabajo integrado por los ingenieros Oscar Benedetti Pietri, Martín Tovar Zuloaga, Oscar Machado Zuloaga en la dirección del proyecto, y Luis Filipo Ucciani Benedetti, este último como abogado y asesor legal.

En el año 1972 se registraban un promedio de 75 operaciones diarias de aeronaves civiles en La Carlota, dentro de las cuales se contaba con la celebre avioneta identificada con las siglas TTF (Tango Tango Fox) que transmitía en vivo desde los cielos de Caracas emocionantes reportes de tráfico vehicular.